La Iglesia siempre ha reconocido con cariño la labor desarrollada por los monaguillos. En las celebraciones donde ellos participan se percibe algo especial, porque su participación realza la misa. Por otro lado, el hecho de participar como monaguillo permite a los niños asomarse de manera pedagógica y amena a los misterios de nuestra fe, y en especial al Misterio de la Eucaristía.

Hacemos nuestras las palabras del Santo Padre al decir: "Queridos monaguillos, ustedes ya son apóstoles de Jesús"... "cuando participan en la liturgia realizando el servicio del altar...". "Ustedes están muy cerca de Jesús Eucaristía, y este es el mayor signo de su amistad para cada uno de nosotros". "...descubran que cada día sucede algo grande y nuevo, que el Dios vivo está en medio de nosotros y que pueden estar cerca de él y ayudar para que su misterio se celebre y llegue a las personas". "Queridos monaguillos, mi última recomendación a ustedes es: ¡sean siempre amigos y apóstoles de Jesucristo!

(Audiencia General del Santo Padre Benedicto XVI a los monaguillos - Agosto de 2006, Plaza San Pedro, Roma)

La Pastoral de Monaguillos es un servicio que brinda la Vicaría de Niños en comunión con la Acción Católica - Área Aspirantes. Este servicio consiste en acompañar a los dirigentes y animadores en la formación y desarrollo de los niños y niñas que ayudan en las celebraciones litúrgicas.

Sabemos que esta experiencia, cuando es bien vivida, deja una profunda huella en la fe, por eso vemos como oportuno prestarle especial atención a esta actividad, que se da en nuestras comunidades.

¿Qué se propone? Ayudar a los animadores, dirigentes, catequistas, asesores en la formación espiritual y litúrgica de los niños que prestan el servicio de monaguillos en las distintas comunidades eclesiales de la Arquidiócesis de Buenos Aires.

Nos proponemos:

  • Fortalecer los grupos de monaguillos de la Arquidiócesis Buenos Aires.
  • Ofrecer formación espiritual litúrgica para los animadores.

Realizar una convocatoria:

  • Hacer volantes y carteles, que sean atractivos para los niños.
  • También es importante la invitación verbal en las misas, en los grupos de niños y en la catequesis parroquial.
  • Si es posible explicar a los padres de los niños de qué se trata.
  • Tener en cuenta que muchas veces ya hay chicos que ayudan como monaguillos en las misas, es importante acercarse a ellos e invitarlos.

Primera reunión informativa:

  • Explicar a los niños junto con los papás la finalidad del grupo. Primero: que los chicos van a pertenecer a un grupo de la comunidad. Segundo: en ese grupo van a crecer espiritualmente, van a jugar y divertirse y van a formarse como monaguillos. Tercero: es un servicio que brindan durante las celebraciones y para ello hay que ser responsables y respetuosos.
  • Si en la parroquia ya existe un grupo de monaguillos, sería bueno invitar a los monaguillos y a sus papás para que den testimonio de su experiencia.
  • Tomar los datos personales de cada chico, para luego confeccionar una planilla de asistencia.
  • Dejar claro a los papá├ís y a los chicos el horario de los encuentros (de inicio y de finalización).
  • Aclarar que cualquier tipo de novedad o información se les avisará a los papás mediante una comunicación escrita.

¿Cómo es un encuentro?

  • Oración de inicio.
  • Juego recreativo.
  • Tema de Formación / Taller / Ensayar los movimientos y posturas en el altar.
  • Refrigerio.
  • Oración de despedida.

Destinatarios

Chicas y chicos de 7 a 15 años aproximadamente.

Modelo de volante

Para la formación inicial de los monaguillos proponemos la "Escuela de Monaguillos" elaborado por la Acción Católica - Área Aspirantes, en el cual pueden encontrar los elementos esenciales para que los chicos puedan desempeñar su tarea en el altar.

Lista de subsidios:





Para consultas, comentarios y otros a pueden dirigirse a pmonaguillos@gmail.com